Saltar al contenido

La dieta de la abuela: 2 platos caseros para el mes de agosto

13 agosto, 2020
Platos caseros

El lado bueno del calor es que perdemos t a n t o s kilos sudando que podemos permitirnos algunos caprichitos extras, aunque sean pequeños. Así que hoy en DShopping proponemos dos platos caseros que no están dentro de una dieta estricta para bajar de peso, pero sí dentro de la cocina tradicional y de las recetas de la abuela. ¿Con cuál te quedas?

Platos caseros: receta tradicional de patatas a la importancia

Platos caseros
Fuente: spainonafork

Deliciosa receta española de los años 40

¡Buah! qué fotaca, ¿verdad?. Se trata de un exitoso plato clásico que pone en valor a las patatas gracias a su rebozado y posterior estofado en una salsa sabrosona de ajo, cebolla y azafrán. No se sabe exactamente su origen, hay quien dice que surgió en Castilla la Mancha, otras en Valencia y algunos en el Madrid más castizo, pero lo que sí se sabe es que se popularizó durante los años 40, después de la Guerra Civil.

Ingredientes

  • 1 patata nueva por persona
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos
  • 1 cebolla
  • Perejil fresco
  • Harina
  • Un chorrito de vino blanco (tipo Raimat)
  • Caldo de pollo casero
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Hebras de azafrán (tipo Silk Route Spice Company)

Elaboración

Para comenzar con la receta de “patatas a la importancia” primero lava muy bien los tubérculos y cortalos, con piel y todo, en rodajas de 1 cm de grosor. Seguidamente condimenta con sal y pimienta al gusto. Ahora, en un bol bate los huevos y en un plato echa la harina. Una vez condimentadas pásalas por la harina, elimina el exceso de esta y, a continuación, pásalas por los huevos batidos. Haz esto tranquilamente de una en una rodaja de patata.

El siguiente paso es freír las patatas en una sartén con abundante aceite de oliva; lo harás a fuego medio durante 1 minuto por cada cara. Según las vayas friendo las vas pasando a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Mientras haces esto, corta la cebolla en juliana y pochala junto con los ajos y un poco de perejil, a fuego bajo. Deja cocinar durante 15 minutos, hasta que la cebolla esté transparente.

Cuando la cebolla esté bien pochada, añade una cucharadita de harina y rehoga para eliminar el sabor a crudo. Seguidamente añade el vino blanco y las patatas rebozadas. Ahora deja reducir el alcohol durante un par de minutos y, luego, cubre con el caldo de pollo casero (que puedes haber hecho otro día) y unas hebras de azafrán. Por último, deja cocinar todo a fuego lento durante 30-45 minutos. Pasado este tiempo, comprueba que las patatas están listas pinchando con un cuchillo. A la hora de servir, puedes hacerlo con un poco de perejil fresco picado.

Variantes de esta receta

Existen variantes más exóticas de estas “papas a la importancia”, tantas como tu cabecita loca quiera. Una buena idea es combinarlas con un ingrediente estrella, el c h o r i z o; también se pueden presentar con taquitos de jamón, almendras tostadas o incluso con amejas. Además, se puede sustituir el vino blanco y el caldo de pollo por leche desnatada y cocinar más tiempo las patatas. ¡Tú eliges!​

Platos caseros: receta tradicional de conejo en escabeche

Platos caseros
Fuente: honest-food

Los escabeches son platos con mucha historia

Su nombre se encuentra en la voz arábiga sikbâg, que en la España mozárabe se vulgarizó como iskebêg para posteriormente otorgar en los idiomas romances la palabra escabetx. En general esta denominación hacía referencia a un aderezo compuesto de vinagre y especias donde se cocía indistintamente la carne o el pescado.

Esta receta de conejo en escabeche, de la abuela, es muy sabrosa y te permitirá conservarla durante varios días en la nevera sin que pierda sabor. ¿Te animas a cocinarla?

Ingredientes

  •  1 conejo
  •  3 dientes de ajo
  •  2 hojas de laurel
  •  8 granos de pimienta
  •  1 vasito de vinagre
  •  1 vaso de agua
  •  1 puñado de sal
  •  1 pizca de pimienta
  •  1 pizca de tomillo o romero
  •  1 vaso de aceite de oliva
  • Verduras al gusto (opcional)

Elaboración

Comienza esta receta preparando el conejo, si no lo han hecho ya en la carnicería. Corta la carne en pedazos medianos y pasa estos por el grifo. Mientras salpimentas la carne, incorpora el vaso de aceite de oliva en la cazuela y deja que se caliente a fuego medio.

Cuando el aceite esté caliente, sella la carne de conejo hasta que se dore por todos los lados. Puedes hacerlo a la vez o por tandas. Una vez que la carne esté lista, reservala para más adelante. Ahora, en la misma cazuela, quita un poco de aceite y sofríe los dientes de ajos, enteros y pelados, a fuego vivo (sin que se quemen). Después de un par de minutos, baja el fuego y añade también las hojas de laurel y los granos de pimienta.

Remueve muy bien la cazuela y aparta ésta del fuego. Ahora deja que se enfríe un poco y, a continuación, vierte el vinagre, remueve y coloca nuevamente al fuego. Seguidamente incorpora un vaso de agua y deja que hierva. Cuando lo haga, añade el conejo, algunas hirebas aromáticas de tu elección (tomillo o romero) y una pizca de sal. También puedes añadir aquí, si así lo quieres, las verduras que más te gusten. Esta preparación debes dejarla cocinar durante 1 hora a fuego lento.

Durante este tiempo comprueba que el conejo no se queda seco; en tal caso puedes añadir más agua o más vinagre. Pasado 40-50 minutos, prueba el caldo y rectifica de sal si fuese necesario. Por último, deja pasar la hora y comprueba que el conejo está tierno. Si es así, apaga el fuego y sirve. En el caso de que sobre y quieras conservarlo, puedes hacerlo dejando que la comida se enfríe por completo y, luego, colocando esta en tupper de cristal con tapa. Si lo guardas en la nevera te durará varios días.

Consejos para tus platos en escabeche

El escabeche es una técnica de cocción que se aplica a una gran variedad de alimentos: carnes, pescados, aves, verduras, hortalizas e, incluso, frutas. Asímismo, debes saber que aunque hay diferentes maneras de preparar un buen escabechado lo esencial es cocinar el plato en vinagre, ajos y granos de pimienta. Estos ingredientes son los que aportan la jugosidad.

¿Te ha sido de utilidad este artículo con recetas de platos caseros? ¿Quieres aprender la mejor receta de bagels neoyorquinos? ¿Buscas recetas de postres de chocolate? ¿Te gustaría aprender a elaborar recetas deliciosas con surimi?

Silvia Martínez
Sígueme

error: Este contenido está protegido