Saltar al contenido

Gastronomía del Mundo: receta neoyorquina de bagels con sabor a inmigrante

20 julio, 2020
receta neoyorquina de Bagels

Si te motiva la gastronomía del Mundo mundial, hoy en DShopping te traemos una receta neoyorquina de bagels. Si te gusta la comida diferente “metreando” por Nueva York, una de las ciudades más grandes del mundo, puedes probar prácticamente de todo. No obstante, en el artículo de hoy hemos decidido centrarnos en un famoso desayuno que levanta pasiones, gracias a la herencia de la inmigración judeo-polaca y al éxito que tuvieron estos panecillos en los Estados Unidos.

Receta neoyorquina de Bagels

receta neoyorquina de Bagels
Fuente: pexels

Dicen que el secreto de estos panecillos se encuentra en el agua de la ciudad

Los bagels son uno de los desayunos estrella de Nueva York, incluso tienen su propio día especial: Día nacional del bagel, 9 de febrero. Estos panecillos, elaborados tradicionalmente con harina de trigo y levadura, son una herencia de los inmigrantes judíos en la ciudad.

Estos deliciosos panecillos neoyorquinos se pueden comer rellenos de l o q u e q u i e r a s, aunque destacamos el relleno de queso crema (cream cheese) o de salmón (lox). El gran secreto de la receta neoyorquina es que los bagels, con su distintivo agujero central, se hierven en agua antes de ser horneados. En este sentido hay quien cuenta que el verdadero secreto es precisamente el agua de la ciudad, la cual les confiere esa categoría de ser inimitables. ¿Que te parece?

Pero inimitables o no, te dejo con esta receta americana de “Pemberley Cup & Cakes” y ya nos cuentas qué tal te han quedado. ¿Te animas a elaborar unos deliciosos bagels?

Ingredientes para 6-8 bagels

  • 1 cucharada de jarabe de malta de cebada* o (miel o sirope de agave tipo Biona)
  • 1¼ cucharaditas de levadura seca de panadería
  • 1 ½ cucharaditas de sal
  • 270 – 300 ml de agua templada
  • 455 g de harina de fuerza
  • Aceite de girasol para engrasar
  • Semillas, cebolla o ajo deshidratados, sal en escamas… para decorar (opcional)

Para la cocción:

  • 1900 – 2800 ml de agua
  • 1 ½ cucharadas de jarabe de malta de cebada (opcional)
  • 1 cucharada de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración

receta neoyorquina de Bagels
Fuente: piqsels

Cómo hacer la masa y formar los bagels:

Comenzamos la receta elaborando la masa de los panecillos uno o dos días antes de su consumición. Para ello, colocamos primero en un bol agua templada, el sirope de malta de cebada, 120 ml de sal y la levadura. Dejamos reposar los ingredientes 5 minutos sin removerlos. Pasado este tiempo, mezclamos muy bien hasta que todos los ingredientes se disuelvan en el agua.

En el siguiente paso añadimos la harina en un cuenco grande o bien en la amasadora. Ahora realizamos un agujero en el centro y vertemos la mezcla de agua con sirope de malta que hemos hecho en el punto anterior. Además, agregamos el resto del agua y mezclamos muy bien hasta que todo esté bien integrado. La masa resultante será firme, bien hidratada y algo tosca. Ahora dejamos reposar esta durante 5 minutos.

Pasado este tiempo, seguimos amasando 3-4 minutos más y luego pasamos la masa a una superficie de trabajo ligeramente enharinada. El siguiente paso es amasar unos minutos más hasta obtener una textura elástica, firme y un tanto pegajosa. Una vez que lo consigamos volvemos a dejar reposar 5 minutos más.

Para continuar con la receta, engrasamos un bol bien grande con un poco de aceite de girasol. Una vez preparado el recipiente, damos forma de bola a la masa y la colocamos dentro. Seguidamente la cubrimos con film transparente, le buscamos un lugar cálido y alejado de corrientes, y dejamos leudar durante 1 hora.

Pasada la hora, volvemos a colocar la masa sobre la superficie lisa y la presionamos con los nudillos suavemente 3-4 veces (para quitarle todo el gas que la masa generó durante el levado) y nuevamente la dejamos reposar 10 minutos.

Después de este tiempo la masa debe estar lista y ya podemos dividirla en 6-8 porciones iguales. Seguidamente formamos una bola con cada una de las porciones de masa (sin añadir harina extra). Una vez formadas las dejamos reposar durante 5 minutos.

Mientras tanto, preparamos la bandeja de horno con papel vegetal que ha de estar levemente engrasado con un poco de aceite de girasol. A continuación, nos enharinamos las manos e introducimos ambos pulgares en el centro de cada una de las bolas de masa. Hacemos esto con relativa suavidad hasta lograr realizar un agujero y ampliar este hasta los 5 cm de diámetro.

Ya podemos colocar cada bagel sobre la bandeja preparada y separados entre sí por unos 5 cm. Para terminar, cubrimos la bandeja con film transparente engrasado (sin que esté muy apretado) y metemos todo en la nevera. Por último, dejaremos leudar los bagels un mínimo de toda la noche y un máximo de 2 días.

receta neoyorquina de Bagels
Fuente: peqsel

Horneado de los bagels:

Para empezar sacamos los bagels del frigorífico y dejamos que se “calienten” a temperatura ambiente durante 60-90 minutos. Unos 10 minutos antes de que concluya el tiempo, precalentamos el horno (eléctrico) a 220ºC. A continuación, el siguiente paso será comprobar si están listos para hornear. Para ello, llenamos un bol con agua fría y colocamos dentro un bagel. Si el panecillo se hunde significa que la masa aún no está lista y debemos esperar unos 15-20 minutos más. Cuando el panecillo flote significa que la masa está lista para hornear.

El siguiente paso, para elaborar esta receta neoyorquina de bagels, será llenar una olla con 1800-2700 ml de agua y taparla. Ahora, llevamos a ebullición y, una vez que hierva, bajamos el fuego hasta que a penas haya burbujas. En este momento añadimos el sirope de malta de cebada, la sal y el bicarbonato sódico. Ahora, con ayuda de una espátula plana y perforada, añadimos los bagels en el agua uno a uno o de dos en dos. Si quieres que te queden igualitos a los de Nueva York deja que cuezan 2 minutos por una cara, le damos la vuelta y dejamos 2 minutos más por la otra cara. Si prefieres que salgan más esponjosos aún, basta con dejarlos 1 minuto por cada cara.

Mientras tanto, colocamos unas tres capas de papel de cocina sobre una superficie lisa. Aquí vamos poniendo los bagels conforme vayan saliendo de la olla. Los ubicamos con la cara más redondeada hacia arriba y dejamos que absorban la humedad. Después los vamos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal bien engrasado de aceite de girasol.

Una vez dispuestos todos los bagels en la bandeja de horno, los pincelamos con huevo batido mezclado con una cucharada de agua. En este momento, coronamos su superficie (si queremos) con semillas, ajo deshidratado, cebolla o lo que queramos por encima. A continuación, horneamos con mucho amor a 200º C durante 20 minutos o hasta que hayan adquirido un tono dorado. Por último, sacamos la bandeja y dejamos enfriar los panecillos sobre una rejilla durante 30 minutos. Pasado este tiempo ya los podemos rellenar (si lo deseamos) y servir.

*Jarabe (sirope) de malta de cebada: ¿Por qué es tan importante?

receta neoyorquina de Bagels
Foto de Trang Doan/Pexels

Si queremos recrear el genuino sabor de los bagels de Nueva York, éste es uno de los ingredientes estrella fundamentales. En cuanto a la elaboración de la receta neoyorquina de bagels, aporta dulzor y ayuda a controlar ese particular tono dorado. Ahora bien, si no te importa que sepan distintos a los de Nueva York, puedes sustituir este jarabe por otra cosa como miel, azúcar blanca o sirope de agave. No obstante, dejo aquí un par de productos que te pueden interesar:

  • Sirope de Malta de Cebada, La Finestra Sul Cielo: se trata de un recipiente de 900 gr estupendo para ciertas recetas de repostería o panadería. El producto es un sirope procedente de la agricultura ecológica y está elaborado utilizando enzimas purificadas para la conversión del almidón del cereal en un azúcar más simple. Es un sistema que permite obtener una malta más rica en azúcares simples dando la posibilidad de producir maltas compuestas de un único cereal. Este producto además es perfecto para endulzar infusiones, tés o cafés o para untar en biscottes, tostadas, etc,.
  • Sirope de cebada malteada Bio, Horizon: se trata de un recipiente de 450 gr de jarabe de cebada de malta biológica. En su descripción no muestra muchos más datos, pero es un frasco de tamaño estupendo si no quieres comprar una gran cantidad de este producto.

¿Sabías que…?

receta neoyorquina de Bagels
Fuente: piqsels

El bagel como tal fue inventado en Cracovia, Polonia, como rival del bublik; un bollo similar al bagel pero de masa aún más densa, elaborada en harina de trigo y consumido durante la Cuaresma. Por otro lado, la primera referencia escrita de los mismos data de 1610, en el Reglamento de la Comunidad de Cracovia. Según Leo Rosten (escritor polaco y autor de -The Joys of Yiddish, 1968-), la palabra «bajgiel» aparece mencionada por vez primera en este reglamento, el cual sostenía que un bagel debería darse como regalo a una mujer tras el parto. De esta manera observamos que la etimología bajgiel tiene sus raíces en el yiddish y más remotamente en el término germano beugel, que significa anillo o pulsera.

Para finalizar, cabe mencionar que existen variadas versiones de estos panecillos llamados bagels. Algunas versiones son más grandes y toscas, otras más suaves y dulces… pero son dos versiones las que finalmente se han hecho populares: los bagels de Montreal (pequeños, crujientes y dulces) y los bagels de Nueva York (esponjosos y de corteza suave e hidratada).

¿Te ha sido de utilidad este artículo de receta neoyorquina de bagels? ¿Buscas las mejores recetas de tarta? ¿Te encantaría probar desayunos de otros países? ¿Buscas postres cañeros con menos de 200 calorías?

Silvia Martínez
Sígueme

error: Este contenido está protegido